.

.

jueves, 30 de enero de 2014

Día 11/12/13

Llegamos a Matices Patagónicos Bungalow , otro de nuestros anfitriones.
Patricia nos mostró gentilmente  la cabaña donde estaríamos alojados los próximos días, descargamos todo el equipaje, hablamos sobre  de la condición de los senderos e increíblemente ella comprendía perfectamente. Incluso se anticipaba a lo que estaba por decir como si pudiera leer mi mente. Entendimos porque tenía este poder telepático cuando  ya instalados, abrimos la carpeta de recomendaciones de Matices Patagónicos con concejos muy claros, algunos a continuación:
  •         No dejes basura en la montaña, incluso llévate la orgánica
  •          camina en una sola fila en los senderos y solo en sendas marcadas
  •          evita hacer fuego
  •           no te lleves de “recuerdo” plantas locales,

 El broche de oro  fue un cartelito  que se encontraba en el baño que decía  esto, “en el mundo se desperdicia mucha agua, cambiando toallas diariamente de manera innecesaria en los hoteles. Imagine los miles de litros de agua desperdiciados, si desea cambiar la toalla colóquela en el bidet, si desea conservar la toalla déjela en el toallero”.
Una vez instalados nos dedicamos a ver películas, cuanta con una amplia colección de más de 300 títulos para esos días de lluvia, si leyeron bien, ver películas honestamente el cansancio ya hace que nuestras piernas sientan que caminamos con dos gravedades.
Fuimos a la noche a cenar con  Matías dueño de  bicicletería EVO Sport y para nuestra sorpresa quería organizar una jornada de trabajo con nosotros en el sendero de su próxima carrera para que le enseñáramos técnicas y le hiciéramos algunas recomendaciones. Mi repuesta a esta intempestiva propuesta fue “déjame pensarlo” claro está que ni bien concluimos ya teníamos todo organizado para el día lunes, con poco tiempo de planificación , la meta  es llevar nuestro mensaje llega a una persona más, misión cumplida  .
El día domingo con 30 grados, algo poco común en Bariloche. Amigos locales nos organizaron una tarde de playa,  a la cual no pudimos ir, ya que nos acostamos a descansar dos segundos, pero no sabemos por qué extraño motivo esos dos segundos se transformaron en 2 o 3 horas.
Así estuvo nuestro fin de semana, comiendo dulces caseros, paseando en auto, y  organizando el lugar para la capacitación del día lunes.

Termino el fin de semana y nos despedimos de Matices Patagónicos Bungalow, tomamos una foto, descubrimos que la plaza que se encuentra al final de la calle fue realizada por la administración deMatices Patagónicos , una plaza pública, en un espacio público, para el bien público, construida por los dueños de las cabañas…. Algo muy loable y que definitivamente habla de la postura de la administración ante Bariloche. Hablamos una vez más con Patricia acerca de las bicicletas y nos despedimos nuevamente con una nueva posibilidad de hospedaje amigable  para los bikers. Esta vez con un plus para extra ya que cuentan con suficiente espacio, algo que pronto van a descubrir.

Día lunes

Pasó el fin de semana y el día lunes armamos todo, para la capacitación en el circuito. Subimos a la montaña, evaluamos las zonas más críticas, las zonas más accesibles, y las más complicadas  o rápidas de trabajar, llegamos a la conclusión que teníamos que hacer algo que fuera tal vez no lo mejor, pero que fuera accesible para trabajar, relativamente fácil comparado con el resto, y que pudiera ser útil para enseñar.
Marcamos una sección completa de sendero.  Agregando un nuevo trazado de 400 o 500 metros en el mismo lugar donde originalmente solo había 100. Con una pendiente mucho más suave  calculando el máximo de sustentabilidad para este tipo de suelo.
Cuando llego la gente a trabajar solo llegaron 3 personas.  Nos sentimos un poco decepcionados al principio, pero teniendo en cuenta que es día lunes y se avisó el día domingo, mucho más no se podía pedir. Y en realidad fue lo mejor que podía pasar, luego se sumó un cuarto que fue a pedalear nos vio con las herramientas, abandono la bicicleta y se puso a trabajar con nosotros, un verdadero ejemplo que muchos deberían tomar.
No pudimos hacer mucho en el suelo, pero hicimos mucho en la cabeza de los voluntarios, que definitivamente comprendieron el concepto de sustentabilidad, al principio miraban la línea que habíamos marcado y ero “eeeee pero mejor si….” O  “ yyyy pero podría ser mejor si” lo bueno de estas frases era el pero o podría, ya que no eran oraciones absolutas, sino más bien de negociación, entonces esto no abría la puerta a poder explicar el porqué de cada cosa que habíamos elegido. Incluso Jesse, “ el alemán” que es donwhiller, se   vio muy tentado y  conforme finalmente entendiendo que es lo que estábamos haciendo y para qué. Con lo cual esta pequeña jornada de trabajo fue un éxito total, no hicimos una locura de sendero (no se podía) pero hicimos más que eso, logramos que estas personas comprendan como se hace de manera sustentable.  Por este motivo nos fuimos más que conformes y extremadamente felices.
Esperamos que la carrera sea un éxito, si bien IMBA no apoya eventos competitivos, asesora en a los organizadores que estén interesados en  realizar   circuitos sustentables  para que perduren en el tiempo  y sean amigables con  la naturaleza, esta vez queremos desear lo mejor ya que se ve ampliamente la intención de cambio en este grupo que realmente quieren abrir la puerta  a las practicas sustentables.




Posteriormente  continuamos con nuestro viaje dejando atrás a Bariloche por ahora y continuamos nos dirigimos a Bolsón a visitar a nuestros anfitriones de la Confluencia y  a encontrarnos con  voluntarios amigos. Y a seguir recorriendo la belleza de los paisajes argentinos.

Agradecimientos especiales:
Matices  Patagonicos Bungalow
Sra Patricia  - Matices Patagonicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario